The Blog

tips-ahorrar-vivienda

Una de las inversiones más importantes que realizamos en nuestra vida es la de comprar una vivienda. Para que este paso no se convierta en una pesadilla, debes estudiar bien las opciones que te ofrece el mercado, decidir en qué zona quieres residir, los servicios que allí vas a encontrar… Pero también tienes que ser muy consciente de tus posibilidades a la hora de adquirir una casa: ¿de qué presupuesto dispones?, ¿has tenido en cuenta los gastos que se generan en todo proceso de compra venta?, ¿vas a pedir un préstamo hipotecario?, ¿qué entrada mínima te conviene dar? En este artículo compartimos contigo unos tips para ahorrar y comprar una casa para que en el momento cuentes con la liquidez necesaria que te evite futuros dolores de cabeza…. ¡y de bolsillo! Coge papel y lápiz, sé sincero contigo mismo y ¡cierra el monedero para comenzar a invertir en ti mismo!

Planifica tu ahorro paso a paso

  • Determina cuánto necesitas ahorrar (en torno al 32-33% [20% entrada + iva + gastos] de la vivienda si la vas a comprar tú solo). Decide cuándo te gustaría comprarla y divide la cantidad que necesitas ahorrar entre el número de meses que faltan. Esa es la cantidad que debes ahorrar cada mes.
  • Presupuesta el resto de tus ingresos mensuales y sé disciplinado.
  • Prorratea los gastos que no son mensuales, sino que ocurren 1 vez al año, 1 vez cada 6 meses, etc. Por ejemplo, el seguro del coche, las vacaciones, etc. Define lo que estimes que te costará e inclúyelo en una partida de ahorro mensual específica para esos fines.
  • Lo que te quede de tus ingresos mensuales es lo que puedes destinar a vivir. Si puedes ahorrar también una parte de esa cantidad, aunque sea pequeña, mejor que mejor.
  • Recorta gastos superfluos: en los pequeños gastos cotidianos, si son muy frecuentes, se va más dinero del que parece

Bonus track: ¿cómo conseguir acabar con los ‘gastos hormiga’?

Desarrollar buenos hábitos financieros es importante. Se calcula que al menos debemos construir un fondo de emergencia que nos permita vivir sin trabajar al menos 6 meses. En la mayoría de los casos, los gastos del día a día que creemos que no influyen en nuestro ahorro y que, lo que es peor, ‘no son para tanto’, desequilibran nuestro presupuesto. ¿Qué hacer ante esta situación?:

  • Identifica esos gastos que día a día se llevan parte de tu presupuesto pero que, en realidad, no son tan imprescindibles como pensamos.
  • Organiza una pequeña partida para este tipo de gastos en tu presupuesto mensual e intenta no salirte de lo que allí has establecido.
  • Evita comer fuera de casa siempre que puedas y opta por llevarte la comida de casa: será más sana y mucho más económica.
  • Utiliza el transporte público siempre que te sea posible.
  • Cuando vayas a hacer la compra, intenta ir en horas en las que tengas el estómago lleno (para evitar caer en la tentación de comprar productos que realmente no necesitas) y sigue la lista de compra que hayas ido elaborando con lo que realmente necesitas sin salir de esta.
  • Comprueba que utilizas (y necesitas) todos aquellos servicios a los que estás suscrito (plataformas de video, aplicaciones móviles…) ya que son gastos mensuales que van reduciendo tu presupuesto.

Desde el departamento de Gestión Financiera y Mediación Hipotecaria de Anfein Inmobiliaria, te ofrecemos nuestros servicios para que los nuestros profesionales te ayuden a decidir, gracias a una comparativa de los mejores préstamos hipotecarios, cuál es tu mejor opción. Cada operación se estudia con detenimiento, ya que no todas las operaciones requieren las mismas condiciones, y te ayudamos a mejorar las condiciones de tu hipoteca. ¡Contacta con nosotros!

×

Powered by WhatsApp Chat

× ¿Cómo puedo ayudarte?