The Blog

Comprar-o-alquilar-una-casa

Aunque en la compra o alquiler de una vivienda no hay una verdad única y universal, es cierto que los expertos apuntan que, a largo plazo, es mejor comprar una vivienda y alquilar solo si se trata de una decisión para un corto o medio plazo. Pero, ¿qué hay de cierto en esto?, ¿existen excepciones a tener en cuenta? En este artículo analizamos las ventajas e inconvenientes de alquilar o comprar una vivienda.

Porque el independizarnos, ya sea por cambio de ciudad por trabajo o porque queremos abandonar el nido familiar, supone la toma de decisiones que pueden llevarnos por uno u otro camino: las condiciones económicas, laborales y familiares pueden determinar decisiones tan relevantes como la compra o alquiler de nuestra próxima (o primera) vivienda.

En nuestro país existe aún una cultura muy arraigada de propiedad: comprar una casa es, para muchos, sinónimo de éxito en la vida pero no tiene porqué ser así. El verdadero éxito reside en poder vivir con tranquilidad según nuestras posibilidades reales.

Teniendo en cuenta todos estos factores, es momento de poner las cartas sobre la mesa y comprobar qué es lo que más conviene según tu caso personal. Toma nota y decide siempre desde un plano real y no desde lo que te gustaría sin tener en cuenta tus circunstancias actuales y la situación del mercado.

Ventajas e inconvenientes de alquilar o comprar una vivienda

Comprar una vivienda

Ser propietario o propietaria supone un desembolso importante a la hora de dar una entrada y solicitar una hipoteca. Antes de la crisis del 2008, muchos bancos exigían prácticamente nada a quien solicitara una hipoteca. En la actualidad es muy diferente, por lo que debes de tener en cuenta este aspecto antes de hipotecarte con una vivienda.

Ventajas:

  • Comprar una vivienda te asegura una propiedad a tu nombre de la que puedes obtener rentabilidad si en un momento determinado lo necesitas.
  • Puedes alquilarla si deseas cambiar de casa (y puedes permitirte ambas) y obtener un dinero de ella.
  • Puedes reformar las estancias o la vivienda al completo a tu gusto según tus necesidades.
  • Por regla general, las propiedades se revalorizan con el paso del tiempo.
  • Cuando finiquitas la hipoteca, dejar de tener ese ‘gasto’ mensual.
  • Dependiendo de la vivienda, la zona y las condiciones, puede resultar más económico comprar una vivienda que alquilarla.

Inconvenientes:

  • En la actualidad es necesario disponer de un 30% del valor de la vivienda aproximadamente para poder pedir una hipoteca y hacer frente a la compra. por ejemplo, si la casa vale 200.000 euros, tienes que tener unos 66.000 euros en tu bolsillo para desembolsar de golpe.
  • Requiere un gasto de impuestos, papeleo, etc. importante a tener en cuenta, no solo el valor de la vivienda que vemos en el cartel de venta. Esto supone un dinero añadido.
  • Si no puedes hacer frente al pago de la hipoteca en un determinado momento, puedes llegar a perder la vivienda y todo el dinero invertido en ella. Tener muy claro que vas a poder hacer frente a la cuota mensual es imprescindible.

Alquilar una vivienda

En los últimos años, debido a la crisis, la inestabilidad laboral y en estos últimos dos años todo lo que ha supuesto la pandemia, la opción de alquilar ha obtenido más auge. Pero ni todo es tan bonito ni tan sencillo.

Ventajas:

  • No requiere de un desembolso importante previo como en la compra, como mucho uno o dos meses de alquiler de fianza.
  • En muchas ocasiones, el gasto que pueda generar el papeleo lo asume la inmobiliaria o el propietario.
  • Por una cantidad menor de dinero puedes encontrar una vivienda mejor en una zona mejor.
  • Puedes aprovecharte de algunos beneficios fiscales dependiendo de tu edad, situación laboral, etc.
  • Los gastos mensuales son mínimos ya que, habitualmente los asume el propietario quedando incluidos en la mensualidad.

Inconvenientes:

  • El alquiler puede tener una fecha de finalización o, al contrario, la exigencia de un tiempo mínimo de arrendamiento.
  • Aunque los precios del mercado varíen, la realidad nos muestra que la cuota de alquiler puede subir pero es prácticamente imposible que se rebaje.
  • El alquiler supone un gasto mensual fijo de por vida (o al menos hasta que te decidas a comprar una vivienda)
  • A no ser que llegues a un acuerdo con el dueño o dueña, es bastante improbable que te permita hacer reformas importantes en la vivienda.

 

Sea cual sea tu situación, y después de conocer las ventajas e inconvenientes de alquilar o comprar una vivienda, es importante que te plantees donde estás y dónde quieres estar el día de mañana, si podrás vivir de alquiler cuando llegue el momento de tu jubilación, por ejemplo. En Anfein contamos con un equipo de profesionales expertos en gestión financiera y mediación hipotecaria que te ayudarán a  resolver todas las dudas que tengas. ¿Hablamos?

×

Powered by WhatsApp Chat

× ¿Cómo puedo ayudarte?